lunes, 22 de enero de 2007

Sequía en Cartelera

Old Boy excelente película coreana injustamente maltratada en su paso por Chiclayo, por seguir favoreciendo películas comerciales.

Es increíble, tenemos dos multicines en Chiclayo, que hacen un promedio de 12 salas y prácticamente todas ellas pasan lo mismo: películas para niños y recontracomercialonas. Es una lástima, cuando no había ningún cine, hace relativamente poco tiempo, pensábamos que con cines multisalas veríamos muy buen cine, pero no este escasea y si llega es por un tiempo tan breve y con tan poca promoción que los que pueden verlo pueden considerarse benditos. Así ha ocurrido con Crash, la ganadora del Oscar el 2006, con la grande Volver de Pedro Almodóvar y también con la considerada el mejor estreno del año pasado Oldboy (Hipnosis Mortal) de Park Chan-wook cuyo cartel ni siquiera colgaron en el cine.

¿Estrenarán acá "Escondido" de Michael Haneke que acaba de obtener el aplauso unánime de la crítica limeña?

Ojalá esta sequía pase pronto, de lo contrario, tendremos que seguir refugiándonos en el cable. Y después preguntan por qué la piratería sigue creciendo en este país.

Pero parece que esta situación no es única de nuestro país, hace unos días en un blog argentino de cine (cinermis), alguien escribió al respecto:


¿Qué te sucede América, que casi el 25% de las películas que tienes planificado estrenar este año en mi país son precuelas, secuelas o remakes?
¿Qué te sucede América, que planificas las posibles continuaciones de nuevas películas antes, incluso, de empezar a rodar la primera?
¿Qué te sucede América, que tras importar a uno de los mejores directores de los últimos tiempos, este termina haciendo una remake? Y encima una remake
propia. Si, ya sé que hasta el propio Hitchcock hizo una remake suya contigo. Pero antes había hecho Rebecca, también Notorius y La Ventana Indiscreta.
¿Que te sucede América, que reanimas personajes que hoy pisan -o pasan- los 60, para continuar con los (dudosos) héroes que supieron ser cuando tenían 40?
¿Qué te sucede América, que estás más infantil que nunca jamás, que la mayoría de las películas que envías a mi país son para niños –lo que no es tan grave- o mentes –lo que sí es muy grave- de entre 6 y 12 años?
¿Que te sucede América, que prefieres el dinero rápido y el divertimento sin digerir, aún a costa de rifar el prestigio que tantos supieron darte y que tantas nuevas olas más tarde te reconocieron?
¿Qué te sucede América que la tecnología te ha volado la cabeza, que recuperas películas sólo para
presumir el grado de tu progreso técnico, sin animarte a más nada que repetir, con mucho detalle digital, lo que antes era torpe pero funcinaba a fuerza de pura fantasía?
¿Que te sucede América, que incluso te repites –y aburres- en tu nueva comedia –de los Sandler a los Stiller- que fue la mejor cara de tus últimos años?
¿Qué te sucede América, que tus mejores
directores se evaporan y convierten en marcas publicitarias que auspician películas de no tan grandes directores?
¿Qué te sucede América, que tu cine independiente –ese que supo llamarse John Cassavetes o Jim Jarmusch- es cada vez más dependiente de las
divisiones de negocios para cine independiente de los grandes estudios?
¿Qué te sucede América que compras al mercadeo guiones y derechos en el lejano oriente?
¿Qué te sucede América, que gastas cada vez más dinero en publicidad y publicidad en el dinero, mientras invertís cada vez menos ingenio en películas?
¿Qué te sucede América?, dime, ¿qué?

autor Luciano tomado del blog Cinermis

Publicar un comentario en la entrada