miércoles, 30 de enero de 2019

Nace una Estrella

Quien hace unos años se reía con el Bradley Cooper de ¿Qué pasó Ayer? (The Hangover, 2009), no se le ocurriría jamás pensar que se iba a poner algún día detrás de la cámara y sería capaz de realizar un proyecto tan prometedor, como el que nos ocupa hoy: el remake de Nace una Estrella (A Star is Born).
En líneas generales la historia parece ya conocida: un artista consagrado conoce una joven talentosa y logra convertirla en una estrella, la cual logra alcanzar tanto brillo, que termina por eclipsar a su descubridor, quien por otro lado, ya estaba enfrentando la decadencia.
Pero Cooper lo cuenta de tal manera, con tal intensidad, que la historia alcanza nuevas cumbres y emociona como si fuera un cuento que descubrimos por primera vez.
La intensidad a la que nos referimos se hace visible especialmente en la primera hora de la película: empleando mucha cámara en mano, y planos muy cercanos, Cooper nos zambulle de lleno en el mundo de Jackson y Ally, en su veloz romance y en sus sueños y frustraciones.
Además de los recursos visuales, Cooper y Gaga han sabido elegir muy bien la música (ella compuso la mayoría de las canciones junto a Mark Ronson), y es justamente en la interpretación  de uno de esos temas (Remember us this way), donde alcanza su pico máximo esta primera parte: la interpretación de Gaga tiene tanta fuerza que le pondría la piel de gallina al más insensible.
Resultado de imagen para a star is born
La segunda hora es más convencional, al centrarse más en los caminos que van siguiendo los protagonistas, y la música pasa a un segundo plano. Era difícil sostener el ritmo y fuerza iniciales  durante toda la película, pero aún así, esto no desmerece el resultado final.
Bradley Cooper ha logrado transmitir un realismo y una naturalidad que pocas veces se ve en este tipo de películas, esto debido en gran parte a la química que desarrolla con Lady Gaga: Cooper compone un personaje decadente y tosco (hace recordar al Jeff Bridges de Crazy Heart 2009), pero que al mismo tiempo es encantador y bien intencionado.
Mientras que Lady Gaga, aprovecha la oportunidad de su vida, interpretando con todos sus matices a la chica luchadora que ya casi ha perdido la fe en sus sueños y luego se va transformando en la estrella pop que todos menos uno, adoran. Ella es en gran parte la películ. La cantante ha probado ser una artista completa, sería muy injusto que no le dieran el premio de la Academia.
El resto del reparto también hace lo suyo, empezando por un paternal Sam Elliot, Anthony Ramos, y el villano de la historia Rafi Gavron.
Resumiendo: esperanzador debut de Bradley Cooper, tal parece que ha nacido una nueva estrella de la dirección, de quien esperamos más en los años venideros.

FICHA TÉCNICA: Título Original: A Star is Born Año y País: USA 2018 Duración: 134 min
Director: Bradley Cooper Guion: Eric Roth, Bradley Cooper y Will Fetters Productores: Jon Peters, Todd Phillips, Bradley Cooper, Bill Gerber y Lynette Howell. Dirección de Fotografía: Matthew Libatique Edición: Jay Cassidy Diseño de Producción: Karen Murphy Dirección de Arte: Mathew Horan y Bradley Rubin Distribución: Warner Bros.

lunes, 28 de enero de 2019

El Infiltrado del Ku Klux Klan

Spike Lee, fue uno de los directores revelación fines de los 80, con películas como Do the Right Thing (1989) o Jungle Fever (1991), parecía encaminado a una trayectoria llena de premios. Sin embargo y a pesar de haber presentado excelentes trabajos como Malcom X (1992) o The 25th Hour (2003), luego su estrella se fue apagando y parecía que saldría de escena sin mayores reconocimientos, que el Oscar Honorífico que le otorgaron el 2015.
La vida sin embargo, le ha dado una segunda oportunidad con BlacKkKlansman (literalmente el hombre negro del Klan), cinta basada en una historia de la vida real, sobre un policía afroamericano, quien telefónicamente logra infiltrarse en una sección del Ku Klux Klan y luego concreta esa infiltración con un compañero policía blanco, en la pequeña localidad de Colorado Springs, en el estado de Colorado.
Resultado de imagen para blackkklansman
La película está bien contada, Lee utiliza todos los recursos que tiene a la mano de manera efectiva y se apoya en un reparto bastante eficiente encabezado por John David Washington (el hijo de Denzel), Adam Driver y Laura Harrier, quienes hacen que la historia no solo parezca creíble, sino que además consiguen involucrar al espectador.
Pero Lee, no se limita a contarnos solo una historia ya de por sí interesante, sino que además nos sitúa en el contexto de esos años (los '70), con otra "infiltración" del protagonista esta vez en un grupo de los radicales panteras negras, mostrándonos sus discursos, acciones y narraciones de un pasado opresor y salvaje contra la minoría negra.
La evidente cercanía del director por estos hechos, hacen parecer que por momentos perdiera el foco de la película, ya que la infiltración de Wahsington y Driver pasa a un segundo plano. Felizmente, Spike Lee luego retoma con firmeza la historia principal. Hasta que luego nos empuja hasta el presente, en una secuencia donde nos demuestra que las cosas no han mejorado mucho en todos estos años.
En resumen El Infiltrado del Ku Klux Klan, si bien es una buena película, no es la mejor de este director, de todas formas es una oportunidad para premiar a uno de los pocos y grandes referentes del cine afroamericano de los últimos años.
Por tal razón creemos que se llevará al menos dos estatuillas.

jueves, 24 de enero de 2019

Roma


Se ha escrito mucho sobre Roma, tanto que lo que existe, daría para publicar ya varios libros. Este hecho nos da una idea de la importancia que ha adquirido esta película en tan poco tiempo, importancia que la ha llevado al peligro de ser víctima de su propio éxito (como ocurrió hace unos años con La la Land), y que tenga además de seguidores, detractores.
Pero aparte de esos hechos extracinematográficos, Roma es una película única, sólida y que les guste o no a muchos, se ha constituido en un hito de la cinematografía mundial, que marcará un antes y un después en aspectos como la consolidación del streaming, los insertos digitales como elementos de dirección de arte, las posibilidades del blanco y negro, entre otros.
La película nos cuenta la historia de Cleo, la servidora mixteca de un hogar con una familia numerosa, que poco a poco va adquiriendo mayor protagonismo, sobre todo a raíz del abandono del padre a su familia.
Toda esta trayectoria de Cleo, nos es mostrada por medio de una distancia y frialdad, poco usuales en este género tan querido por los mexicanos, que es el melodrama. Existe además una original combinación de movimientos de cámara (grúas, paneos circulares, travellings), con planos fijos, contemplativos, que muchas veces lucen muy recargados y además llenos de claves y simbolismos, que muchos críticos y cineastas han empezado a descifrar ya.
Resultado de imagen para roma + cuaron 2018
Aunque a veces no se nota, hay también un gran trabajo de composición digital en post producción: el director ha recurrido muchas veces a las inserciones digitales, para integrar elementos que ya no están allí, y de esta forma mostrarnos de la manera más aproximada posible las imágenes que él conserva de sus recuerdos.
Y eso es uno de los logros más importantes del film, Cuarón ha logrado crear imágenes poderosas, de gran poder evocador, no solamente para un mexicano habitante de las colonias del Distrito Federal (como había dicho por allí un despistado), sino para cualquier habitante del planeta, especialmente para los que fuimos niños, en aquellos años.
En cuanto a las actuaciones, obviamente destaca la debutante Yelitza Aparicio en el rol de Cleo, y lo hace tanto porque encarna con gran naturalidad al personaje, como también porque su personaje tiene un protagonismo aplastante, prácticamente no hay escena en que no aparezca, y los demás personajes se quedan muchas veces al nivel de un elemento más de la escenografía, aunque esto no es necesariamente un defecto.
Está también el aspecto de los contenidos que toca la película: rol de la servidumbre (tan común en América Latina), las convulsiones político-sociales de los ‘70, el paternalismo, la situación de la mujer, el abandono familiar, la segregación de las clases menos favorecidas, la crisis de la familia, en fin tantos temas de debate que la película ha generado, pero que no vamos a tocar aquí porque como dijimos el inicio, se necesitarían varios libros para tratar estos temas.
Concluyendo, creemos que Roma ha ganado los premios que ha ganado y ha llegado a tener diez nominaciones en el Oscar, no por moda, ni por situaciones extracinematográficas (como los récords que ha marcado: primera película en español en ser nominada a mejor película), creemos que ha llegado hasta aquí por sus propios méritos y es por eso que pensamos que se llevará varias de las estatuillas a las que ha sido nominada