martes, 29 de diciembre de 2015

Lo Mejor del 2015

A estas alturas ya casi todos los colegas han publicado su lista de lo mejor del año que se fue, para que no nos pase lo de años anteriores, la publicamos hoy mismo, sin esperar mucho más. Si bien no ha sido un año excepcional, ha habido un poco más de donde elegir, aunque la ganadora es indiscutible, es más aparece en la mayoría de las listas que ustedes puedan ver en los distintos blogs.

1. Mad Max Fury Road de George Miller
2. Whiplash de Damien Chazelle
3. Foxcatcher de Bennet Miller
4. She's Funny that way (Travesuras del Amor) de Peter Bogdanovich
5. Inside Out (Intensamente) de Pete Docter y Ronnie del Carmen
6. Inherent Vice de Paul Thomas Anderson
7. It Follows (Está detrás de ti) de David Robert Mitchell
8. The Martian (Misión Rescate) de Ridley Scott
9. Black Mass (Pacto Criminal) de Scott Cooper
10. Mission Imposible:Rogue Nation de Cristopher McQuarrie

Películas vistas en circuitos no comerciales sin orden de mérito:

Youth de Paolo Sorrentino
Jauja de Lisandro Alonso
La Isla Mínima Alberto Rodriguez
Ex Machina de Alex Garland
Mommy de Xavier Dolan
Trudno byt bogoddom (Qué difícil es ser Dios) de Aleksei German
Magical Girl de Carlos Vermut
Marie Heurtin de Jean-Pierre Ameris
A girl walks home by night Ana Luly Amirpur


Películas peruanas:

1. Magallanes de Salvador del Solar
2. Como en el Cine de Gonzalo Ladines
3. La Hija de la Laguna de Tito Cabellos
Nota: En la lista debió entrar NN de Héctor Gálvez lamentablemente los genios de los cines no la programaron en nuestra ciudad.




jueves, 17 de diciembre de 2015

Espectro Decepcionante

Spectre
Cuando salimos de ver Skyfall,lo hicimos llenos de esperanza, la franquicia parecía haber resucitado en gran forma en manos de ese talentoso director que es Sam Mendes, por eso esperábamos mucho de esta Spectre, el relanzamiento de uno de los villanos más implacables de la saga de 007.
Lamentablemente los resultados no están a la altura de las expectativas.
La película tiene un arranque espectacular, la secuencia de México está bien planeada, bien ejectuada y destila adrenalina pura. Pero luego la película tiene un parón, mezclado con unos problemas argumentales, de los que ya no se puede recuperar : ya harta la situación de Bond de estar siempre a punto de ser expulsado de su división.

Luego viene la presentación del villano: Blofeld. El clásico era un tipo que metía miedo desde el comienzo, intrigaba no poder verle el rostro, y su voz con un fuerte acento alemán erizaba la piel. Pero el perfecto inglés de Christoff Waltz, agregado a su voz aflautada está lejos de producirnos esos efectos.
Además ¿qué sentido tiene quererlo hermanar una vez más al villano con Bond como si fuera obligatorio? Si bien ese giro funcionó en Skyfall, no tiene por qué hacerlo siempre. En Spectre ese recurso luce artificial, forzado.
Finalmente la chica Bond de turno, la Dra Madeleine Swann, tampoco convence: pasa de la más abierta hostilidad a Bond, a de repente amarlo hasta la muerte. Por más empeño que le ponga Lea Seydoux, su personaje contradictorio en el peor sentido de la palabra, no ayuda a mejorar las cosas.
De allí las secuencias de acción y persecuciones no desentonan, pero tampoco son nada extraordinarias y en algunos casos pierden total verosimilitud, como la persecución final.
Por el desenlance, todo indica que el próximo Bond será una suerte de remake de "Al Servicio Secreto de su Majestad", con un Blofeld huyendo de prisión y forzando al ex agente Bond, ahora amante esposo, a regresar al ruedo.
Esperemos que con ese material Sam Mendes haga algo interesante, y no lo que nos ha entregado ahora, apenas superior a Casino Royale  y muy, pero muy debajo del nivel de Skyfall. Los fans del 007 nos lo merecemos.


jueves, 12 de noviembre de 2015

Dos cintas de Netflix

Escobar: Paraíso Perdido
Aprovechando la fama de la miniserie colombiana a unos productores europeos se les ocurrió hacer una película del narcotraficante más grande de la historia o al menos eso parecía si veías el afiche.
Una vez que comienza lhistoria ya nos vamos dando cuenta que Escobar no es más que un pretexto, la que se nos cuenta en realidad es la historia de Nick un surfista canadiense (!) quien junto a su hermano encuentra una playa ideal en Colombia.
Pero también conoce a María una hermosa trigueña de la que se enamora y luego se entera de que es sobrina de Pablo Escobar quien al principio lo trata muy bien pero luego como era de esperarse se vuelve paranoico y lo manda en un misión para que no regrese.

Lo que sigue es una acumulación de clichés que dan muy pocas luces sobre lo que fue la vida de Escobar y en cambio resaltan los mitos de las narconovelas.
Los personajes no dejan de ser meras caricaturas (Del Toro está totalmente desperdiciado) y la narración nunca termina de despegar. 
La única razón por la cual Netflix parece haber escogido este film es para promocionar su actual miniserie, la cual -como era de esperarse- es mil veces superior a esta mediocridad.

Chef
Vimos esta película sin esperar nada de ella. Aunque conocíamos a Jon Favreau por sus trabajos en la gran industria, no teníamos ni idea de cómo sería esta cinta con un look evidentemente indie. Y nos llevamos una grata sorpresa.
Favreau además de dirigir, encarna a, el chef del título, un profesional de la cocina quien en un principio fue un as de la creatividad, pero que el trabajar para un dueño que no quiere arriesgar nada, lo han convertido en una caricatura de sí mismo.

Luego de que un crítico señalara ese error y muchas otras cosas más en un artículo, el chef entra en una crisis personal que se agrava cuando le contesta al crítico por Twitter. Esto hace que renuncie a su trabajo y a sugerencia de su ex mujer, viaja a Miami a comprar un camión-cocina, y así regresar a sus raíces.
La película da un giro entonces y se convierte en una road movie, donde el chef se vuelve a encontrar los placeres simples de la vida, el valor de la amistad (su mejor amigo renuncia a su trabajo para seguirlo en esta aventura), el valor de la paternidad (su hijo que lo adora, obtiene su permiso de acompañarlo en esta aventura) y de encontrarse a sí mismo. Todo ello contado de manera simple, directa, sin artificios, ni dramas, aprovechando los hermosos paisajes y la gente del Big South norteamericano.
Chef se convierte a sí en una grata sorpresa, y nos muestra el gran talento Favreau, oculto bajo la luz de las marquesinas de la gran industria de Hollywood.
Cuenta además con un casting de lujo, Favreau se ha valido de sus amistades y relaciones en Hollywood para poder trabajar con Robert Downey Jr., Scarlett Johanson (sus amigos de Iron Man), John Leguízamo, Sofía Vergara y el gran Dustin Hoffman. Todos ellos, sacándole lustre a sus personajes (excepto quizá Downey Jr. quien exagera un poquito).
Lo único que habría que reprocharle es el final, demasiado positivo, con un giro difícil de creer, pero felizmente pasa tan rápido que no logra afectar el conjunto. Ampliamente recomendable.

lunes, 12 de octubre de 2015

Lo Mejor del 2014

Aunque ya va a acabar el año, no quisiéramos dejar de mostrarles nuestra lista de lo más destacado del año que se fue.
Estrenos Comerciales
1. Boyhood de Richard Linklater

Una filmación de varios años, con los mismos actores, en un raro caso dentro del cine somos testigos de su paso de la niñez a la adolescencia, en una historia que además está muy bien contada.
2. Grand Hotel Budapest de Wes Anderson
Anderson como siempre nos vuelve a sorprender con la creación de sus mundos particulares en este caso de un desaparecido hotel, de un ficticio país de una Europa Central que se fue al iniciar la primera gran guerra. Buenas actuaciones, buen ritmo y buen humor.
3. Blue Jasmine de Woody Allen
El maestro Allen nuevamente sorprendiéndonos con la historia de una desquiciada mujer, cuyo mundo que se ha venido abajo y ella intenta recontruir. Cate Blanchett, una actriz talentosa que ya ha dado buenas muestras de sus dotes, logra con Jasmine el papel de su vida.
4.Her de Spike Jonze
5.Under the Skin de Jonathan Glazer
6. Philomena de Stephen Frears
7. Map to the Stars de David Cronenberg
8. Godzilla de Gareth Edwards
9. Guardians of the Galaxy de James Gunn
10. Interestellar de Christopher Nolan

Estrenos no comerciales
1. Frances Ha de Noah Baumbach
2. Nebraska de Alexander Payne
3. Deux Jours et une nuit) de Jean-Luc y Pierre Dardenne
4. Only lovers left alive de Jim Jarmusch
5. La Danza de la Realidad de Alejandro Jodorowsky

Películas peruanas
1. El Elefante Desaparecido de Javier Fuentes León
2. El Mudo de Diego y Daniel Vega
3. Gloria del Pacífico de Juan Carlos Oganes
4. Perro Guardían de Chinón y Bacha Caravedo
5. Viejos Amigos de Fernando Villarán

domingo, 23 de noviembre de 2014

Un Paseo que Prometía

Caminando entre tumbas
Un eficiente actor dramático, Liam Neeson se ha convertido en estos últimos años en la cara del cine de acción, con títulos bastante aceptables como la primera Taken (2008), The Grey (2011), Desconocido (Un/known 2011) y más recientemente Sin Escalas (Non Stop 2014). Por eso nos motivó a verlo en esta nueva producción de Scott Frank un director poco conocido, con solo un largo en su haber, pero una larga carrera como guionista.
Al comienzo la película promete, Neeson encarna a Matt Scuder un ex policía alcohólico metido ahora a detective privado sin licencia, que es contratado por un narcotraficante, para que encuentre a las personas que secuestraron y asesinaron brutalmente a su esposa.
En las primera imágenes situadas en 1991 vemos a Scuder persiguiendo a unos asesinos que acaban de matar al dueño del bar donde iba a tomarse unos tragos. Luego nos desconcierta una extraña secuencia de créditos donde vemos a una mujer probablemente secuestrada, mirar a la cámara con terror. Posteriormente nos trasladamos ya a 1998 con Scuder venido a menos, que acepta a regañadientes el encargo del narcotraficante.
Neeson hace un buen papel, en Walk among the tombstones  pero no alcanza para salvar el film.
A medida que va investigando, Scuder se da cuenta que no está tratando con cualquiera sino con unos criminales que pueden ser hasta sicópatas. El miedo que le producen a algunos de los testigos, sugiere incluso que estos tipos son sobrenaturales, no humanos.
Si a esto le agregamos las tomas de un Nueva York bastante sombrío, lleno de casas antiguas abandonadas o descuidadas, esta sensación de misterio va creciendo y con él el interés del espectador.
Pero superados los tres primeros cuartos del film, cuando vemos los rostros de los secuestradores, la película cambia de dirección, se empieza a llenar de clichés y se va volviendo cada vez más previsible, perdiendo todos los puntos a los que había llegado.
La decepción se hace más grande hacia al final, en la secuencia en el cementerio, que cuenta con un montaje alterno totalmente pretencioso e innecesario, que no aporta nada a la acción y al contrario le resta efectividad.
Una lástima, era este un paseo que prometía, ojalá Frank se reivindique para su próximo trabajo y que Neeson escoja mejor con que director trabajar y qué proyecto apoyar.

viernes, 24 de octubre de 2014

Que no desaparezca

EL ELEFANTE DESAPARECIDO
Javier Fuentes-León, es un médico peruano que fue ganado por el cine y luego de estudios y trabajos en Estados Unidos, debuta inicialmente con largo que obtuvo varios premios Contracorriente, una tragedia ambientada en una caleta de pescadores del norte del país.
Cinco años después recién podemos ver este su segundo largo, que es un trabajo muy distinto al anterior que coquetea primero con el thriller policial y luego adquiere matices surrealistas, muy en la línea del maestro David Lynch.
Fuentes-León, nos presente la historia de Edo Celeste un exitoso escritor de novelas policiales que se resiste a creer que su mujer, desaparecida en el terremoto de Ica del 2007, haya fallecido. Tampoco parece encontrar consuelo en su trabajo, al punto que planea desaparecer a Felipe Aranda, el detective que es el personaje central de sus novelas.
En estas circunstancias ocurre algo inesperado, una extraña mujer Mara de Barclay, lo manda a llamar para saber por qué le han enviado a su casa un sobre con fotos dirigido a su nombre, del que además el remitente es Rafael Pineda, el primer esposo de Barclay, fallecido -al igual que la esposa de Celeste- hace 7 años.
Este es el inicio de un rompecabezas que Celeste deberá armar, que se complica además cuando durante una muestra fotográfica sobre sus novelas, aparece un tipo que es idéntico a la imagen que él tiene de Felipe Aranda (memorable escena de encuentro en el baño, que hace recordar al Kubrick de El Resplandor).
El encuentro en el baño, con reminiscencias de Lynch y Kubrick.
Todos estos elementos y la forma en cómo son presentados, hacen que el espectador se deje atrapar por la historia y no sea soltado hasta el final. Fuentes-León hilvana las tramas y subtramas con una gran habilidad recurriendo a tópicos de la novela policial y del thriller.
Para ello se vale de un buen grupo de actores encabezado por Salvador del Solar, los colombianos Angie Cepeda y Andrés Parra, Vanessa Saba, todos ellos correctos, aunque el que destaque nítidamente sobre el resto es Lucho Cáceres, quien probablemente se encuentre en el mejor momento de su carrera.
Técnicamente la cinta es inmejorable, un excelente trabajo de fotografía del mexicano Mauricio Vidal, la edición limpia del norteamericano Philip Bartel y en especial la música original a cargo de la peruana Selma Mutal, el mejor trabajo que hayamos escuchado para el cine peruano en estos últimos años.
Claro, hay algunos pequeños errores como la poca profundidad de la mayoría de los personajes o el final algo cantado y melodramático, pero son puntos que podemos pasar por alto y no desmerecen el conjunto de esta obra.
Javier Fuentes-León se confirma como un interesante director a seguir y ojalá que no nos haga esperar mucho para su próximo trabajo.
Película atípica en el cine peruano, El Elefante Desaparecido, es también la mejor película que hemos visto a lo largo de este 2014, lástima que no haya contado con un gran respaldo del público, y esté como su título a punto de desaparecer de cartelera. Así que vayan a verlo antes de que desaparezca.

viernes, 17 de octubre de 2014

Dos películas peruanas

VIEJOS AMIGOS 
Balo, Ricardo y Culloti, son amigos e hinchas del Sport Boys desde hace muchos años.  Consternados por la muerte de Quique, uno de sus mejores amigos, deciden robarse sus cenizas de éste para llevarlo a un partido decisivo, que jugará el equipo de sus amores, ganándose el odio de la viuda. 
Este punto de partida genial, es prácticamente toda la historia de la película, pues superada esta etapa todo lo demás es una sucesión de persecuciones, lugares comunes y algunas escenas sin sentido que evaporan casi todo lo bueno que pudo ser la película. 

No vamos a negar que tiene algunos momentos bien logrados, como aquella con Culotti (Carlos Gassols) rapeando en el auto con un malandrín, o la otra donde Balo (Blume) cuenta su versión de la génesis de la polka “Vamos Boys”;  pero se logran más por la gran presencia de estos monstruos de la actuación que son Blume, Gassols y Victoria, que por méritos del guión o el director. Y son chispazos en medios de escenas que no se entienden (como la de Balo y la Miss ochentona) o que no se desarrollan (como la del encuentro con Zenobita), que terminan por afectar la totalidad de este trabajo, que pudo ser mucho mejor. 

PERRO GUARDIÁN 
Esta es otra película que prometía, pero felizmente no decepciona tanto. Carlos Alcántara, en un papel radicalmente diferente a todo lo que le hemos visto hacer (y del que felizmente sale bien parado), encarna a perro, un asesino de los escuadrones de la muerte en la época del terrorismo, que ahora acepta encargos reglaje y aniquilamientos de algunos de sus ex jefes.
Su último encargo tiene que ver con una iglesia protestante, a pesar de que es cancelado, él se ve atraído por la prédica del apóstol de la iglesia (sensacional Ricardo Arenas) y por una adolescente (Mayra Goñi) a la que se obsesiona en proteger (¿alguien dijo El Profesional?).

Técnicamente impecable, la película sin embargo no es fácil de ver la atmósfera opresiva de una Lima Gris la hace poco digerible. El ritmo además es demasiado lento lo que no cuadra con la supuesta película de acción que nos vendía el trailer (de hecho la única acción que vemos es la del trailer).
Para colmo, los directores cometen un error de principiante: la escena en que el Apóstol le cuenta a Perro Guardián con palabras, nos es mostrada nuevamente en imágenes, algo que solo se le ocurriría a un persona que no conoce técnicas básicas de montaje.
Esto probablemente causó que se retire rápido de cartelera. Si nos hubieran dicho que era cine de autor, quizá no le hubiera ido tan mal en cartelera.