lunes, 9 de febrero de 2009

EL BOND MÁS MISERABLE


Quantum of Solace



Uno de los primeros posts que colgamos en este blog, fue una crítica sobre Casino Royale, que marcaba el inicio de un nuevo Bond, con el nuevo actor británico Daniel Craig. Años después, luego de darle el beneficio de la duda (en realidad no había más que ver en el cineplanet ese día), fuimos a ver su más reciente aventura, Quantum of Solace, el resultado: más que decepcionante.

Si ya Casino Royale fue un fracaso, esta nueva incursión del nuevo James Bond, es un fracaso redondo, perfecto. Si quedaba algo del auténtico 007 en Casino Royale, los guionistas se han encargado de eliminarlo en Quantum of Solace, es un personaje anodino, sin motivación, sin la elegancia ni ironía de todos los bonds anteriores, increíble que se haya podido caer tan bajo.

En esta ocasión Bond, va primero a Haití y luego a Bolivia, siguiendo la pista de los que podían haber estado relacionados con la muerte de Viper, su primer gran amor. Allá lo que hace es matar y hacer que maten a las personas a su alrededor y paramos de contar.

Daniel Craig prueba una vez más que sólo es bueno para mostrar un cuerpo lleno de rasgunos y heridas de bala, mientras que del reparto que lo acompaña no hay nada bueno que destacar, a pesar de los grandes esfuerzos de esos dos grandes actores que son Judi Dench y Giancarlo Gianini.

Y no sólo somos nosotros, Scott Murray co-director de esa gran revista de cine australiana que es Senses of Cinema, le dedica sólo apenas unas líneas a la cinta, calificándola de "película miserable".

Con todo esto la muerte de Bond parecería estar muy cercana, pero lamentablemente la franquicia es todavía rentable, así que tendremos que soportarlos una vez más. Mientras tanto, los fanáticos del real Bond, tendremos que contentarnos con los ciclos que repite Golden Choice. Provecho.
Publicar un comentario en la entrada