lunes, 28 de enero de 2019

El Infiltrado del Ku Klux Klan

Spike Lee, fue uno de los directores revelación fines de los 80, con películas como Do the Right Thing (1989) o Jungle Fever (1991), parecía encaminado a una trayectoria llena de premios. Sin embargo y a pesar de haber presentado excelentes trabajos como Malcom X (1992) o The 25th Hour (2003), luego su estrella se fue apagando y parecía que saldría de escena sin mayores reconocimientos, que el Oscar Honorífico que le otorgaron el 2015.
La vida sin embargo, le ha dado una segunda oportunidad con BlacKkKlansman (literalmente el hombre negro del Klan), cinta basada en una historia de la vida real, sobre un policía afroamericano, quien telefónicamente logra infiltrarse en una sección del Ku Klux Klan y luego concreta esa infiltración con un compañero policía blanco, en la pequeña localidad de Colorado Springs, en el estado de Colorado.
Resultado de imagen para blackkklansman
La película está bien contada, Lee utiliza todos los recursos que tiene a la mano de manera efectiva y se apoya en un reparto bastante eficiente encabezado por John David Washington (el hijo de Denzel), Adam Driver y Laura Harrier, quienes hacen que la historia no solo parezca creíble, sino que además consiguen involucrar al espectador.
Pero Lee, no se limita a contarnos solo una historia ya de por sí interesante, sino que además nos sitúa en el contexto de esos años (los '70), con otra "infiltración" del protagonista esta vez en un grupo de los radicales panteras negras, mostrándonos sus discursos, acciones y narraciones de un pasado opresor y salvaje contra la minoría negra.
La evidente cercanía del director por estos hechos, hacen parecer que por momentos perdiera el foco de la película, ya que la infiltración de Wahsington y Driver pasa a un segundo plano. Felizmente, Spike Lee luego retoma con firmeza la historia principal. Hasta que luego nos empuja hasta el presente, en una secuencia donde nos demuestra que las cosas no han mejorado mucho en todos estos años.
En resumen El Infiltrado del Ku Klux Klan, si bien es una buena película, no es la mejor de este director, de todas formas es una oportunidad para premiar a uno de los pocos y grandes referentes del cine afroamericano de los últimos años.
Por tal razón creemos que se llevará al menos dos estatuillas.

No hay comentarios: