lunes, 23 de julio de 2012

El Inconvincente Hombre Araña



El Sorprendente Hombre Araña
Luego de la salida de Sam Raimi de la franquicia Spiderman, la Columbia Pictures decidió contar nuevamente la historia del arácnido, pero basándose esta vez en los capítulos de la serie de comics conocidos como Universo Ultimate. Esta vez Spiderman no es un joven que trabaja y estudia, sino simplemente un estudiante adolescente de secundaria, encarnado correctamente por un Andrew Garfield quien ya había mostrados sus dotes con directores como David Fincher (The Social Network) y Terry Gilliam (The Imaginarium of Dr. Parnassus) .
A la historia que ya todos conocemos (un joven que vive con sus tíos, que adquiere superpoderes por la picadura de una araña y que por una mala decisión deja escapar a un rufíán que luego asesinará a su tío), se agrega un inicio diferente: conocemos a los padres de Peter Parker, quienes tienen que dejarlo luego de que por un problema del trabajo la vida de ambos corre peligro. Más tarde Peter descubrirá que existe una conexión entre el trabajo que hacía su padre, y el que realiza actualmente el Dr. Curt Connors, empleado de Oscorp Industries.
Marc Webb el director, es el mismo que tuvo a su cargo la simpática 500 Days of Summer, y se nota su mano en la elaboración de la historia de amor entre Peter y Gwen Stefani (Emma Stone en otra interpretación fuera de serie). Esta parte de la película convence, atrapa por la química entre ambos actores, presente en tomas como por ejemplo la que se lleva a cabo en la azotea del edificio de Gwen.
Pero la parte del villano está muy mal contada. El inglés Rhys Ifans no es un mal actor, pero difícilmente puede sacar adelante un personaje tan plano y con tan confusa motivación, como El Lagarto, el cual además en el comic está mucho más perfilado. Y el diálogo entre él y el misterioso personaje que aparece luego de los créditos, en lugar de aclarar las cosas solo las confunde más.
Los villanos siempre han sido los pesos pesados en las buenas películas de Spiderman (es por eso que Spiderman 3 de Raimi falló clamorosamente y en cambio la 1y la 2 fueron bastante buenas),  por lo que este film no puede recibir tal calificativo, apenas un aceptable y esto es solo por la historia de amor que mencionamos antes.
El problema no está solo en la construcción de algunos personajes, hay algunos diálogos y escenas totalmente inútiles, que son todo un lastre para la película, aquella por ejemplo en que Parker acude a decir al capitán Stacy que el Dr. Connors es El Lagarto, debe pasar a la antología de la ridiculez y la initulidad.
Habrá que ver si Webb supera estas falencias en la segunda nueva entrega de la serie, sino deberían dejarla allí no más.
Publicar un comentario