lunes, 27 de febrero de 2017

Anarquía Ilustrada

Ben es un padre que se encarga solo de la crianza de sus seis hijos en los fríos bosques del norteño estado de Washington, Estados Unidos, mientras su esposa está internada por una severa crisis depresiva.
Lejos de la civilización esta familia ha sido educada bajo un complejos sistema que toma elementos del ideario hippie, pasando por Marx, los anarquistas, un férreo sistema educativo en base a lecturas y arte y algunas técnicas de operaciones de comandos.
Un día reciben la noticia de que su madre ha muerto, y a pesar de las amenazas de ser arrestado y perder a su familia, Ben decide viajar con sus hijos en el bus a presenciar los funerales de la madre y tratar de cumplir con su última voluntad.

Siendo más conocido por su faceta de actor televisivo, Matt Ross lleva a la pantalla este su segundo largo, con una historia original suya, logrando avances sorprendentes con respecto a su largometraje debut 28 Hotel Rooms.
Gracias a la descollante actuación de Viggo Mortensen (definitivamente el mejor en la terna de estos óscares), en cuyas espaldas se centra todo el peso de la película, Ross logra una película provocadora, desafiante, divertida y a la vez tierna, combinando elementos bastante dispares.
Los tres primeros cuartos de la cinta, son simplemente insuperables, con escenas y secuencias muy bien logradas, como aquella en donde nos presenta la cotinadeidad de esta familia sui generis, (que celebra el natalicio de Noam Chomsky en lugar de Navidad) o también otras muy divertidas como la familia cantándole al policía o muy tensas, como la reunión en el comedor con la hermana y el cuñado, que nos hacer reflexionar y cuestionar sobre el valor de las técnicas del sistema educativo actual.
El esperado enfrentamiento con los suegros está a la altura de las expectativas, con momentos muy bien dosificados de drama y comedia, pero el problema está un poco al final: es demasiado prolongado y rompe un poco con el realismo presentado hasta ese momento.
Pero en líneas generales, se trata de una cinta muy bien lograda, y sobre todo renueva nuestras esperanzas en el recambio generacional de Hollywood, con un actor director, que estamos seguros que dará mucho que hablar, en los próximos años.
Publicar un comentario en la entrada