sábado, 31 de mayo de 2014

Las Mejores del 2013

Como ya es habitual presentamos nuestra lista de los mejores estrenos comerciales del año que pasó. 2013 fue un año en el que la cartelera no estuvo muy animada, sino hubiera sido por algunos estrenos de fin de año, y las películas que llegaron en festivales y circuitos alternativos, estaríamos lamentándonos de uno de los años más pobres cinematográficamente hablando, de la última década.
En fin, aquí está la lista.

1. Gravedad (Alfonso Cuarón)

Cuando pensábamos que Cuarón ya estaba alistando maletas para regresar a México, nos sorprende con esta pelíciula, que es cine en estado puro: una historia sencilla que contar (dos astronautas desconectados de su nave y perdidos en la inmensidad del espacio), poderosas imágenes y saber narrar.

La actuación de Sandra Bullock es notable y levanta un personaje, que de haber caído en otra actriz habría lucido melodramático o exagerado. La película cuenta además con uno de los mejores usos del 3D de los últimos años.

2. Springbreakers (Harmony Korine)

A pesar de una primera media hora intrascendente y poco original (parece sacada de un reality de E!), Springbreakers se convierte luego de la aparición del personaje de James Franco en un otra película. Korine toma lo que parecía ser otra película sobre adolescentes y gangsters y la transforma en una reflexión sobre la naturaleza del mal y su poder de atracción para los chicos de hoy.

Notable actuación de James Franco y del cuarteto de chicas que lo acompaña (Vanessa Hudgens, Selena Gómez, Ashley Benson y Rachel Korine). Se prepara segunda parte, sin Korine, lo cual es suficiente como para no verla.

3. El evangelio de la carne (Eduardo Mendoza)

Eduardo Mendoza sorprende con una obra de madurez, luego de sus aventuras juveniles con "Mañana te Cuento", una película coral en la que cuenta varias historias centradas en la caótica Lima contemporánea: un policía que quiere hacer hasta lo imposible para salvar a su esposa que tiene una enfermedad terminal, un ex chofer alcohólico que busca redención, y Narciso un chofer de combi, líder de un grupo de barristas de la U, quien quiere sacar a su hermano de la cárcel.

La forma cómo narra las historias mezclando personajes, dosificando escenas de acción, con otras de drama y otras de reflexión, confirma a Mendoza como un cineasta a seguir. El final, con un montaje al estilo Coppola (en su trilogía de El Padrino), es de lo mejor que hemos visto en el cine peruano de los últimos años. 

4. Amour (Michael Haneke)

El austríaco Haneke nos trajo esta conmovedora historia de una pareja de ancianos, que viven solos, y cuya vida se ve alterada por la llegada de una penosa enfermedad, que afecta a la señora convirtiéndola en un ser totalmente dependiente.

Haneke muestra su habitual buena mano para dirigir actores y logra sacar lo mejor de la pareja protagónica, Emanuelle Riva y un inspiradísimo Jean-Louis Trintignant. A pesar de la distancia que se toma el director a la hora de contarnos su historia, es imposible no conmoverse ante un film así.

5. Silver Linings Playbook (David O. Russell)

Luego del gran éxito de The Fighter, David O. Russell, muestra su buen un momento con esta comedia que hasta el momento es el más logrado de sus trabajos. Un Bradley Cooper mejor dirigido que nunca, es un ex paciente siquiátrico que sale para tratar de vivir con sus padres, luego de que su ex mujer pusiera una orden de restricción contra él.

En esas circunstancias conoce a Tiffany (insuperable Jenniffer Lawrence), una chica casi tan desequilibrada como él. Y lo que parece imposible surge, un romance entre dos seres cuyas vidas han sido un desastre. Buenas actuaciones, un humor bien manejado y un final, aunque previsiblemente feliz, coherente, hacen de esta cinta una agradable sorpresa. Lástima que Russell perdió el rumbo con la sobrevalorada American Hustle.

6. Bestias del Sur Salvaje (Benh Zeitlin)

¿Hiperrealismo o realismo mágico? El fin de un mundo a través de los ojos de Hushpuppy, una niña de 6 años, que debe hacer frente a una vida de miseria y a la vez cuidar a su padre alcohólico. Situada en un imaginario y pobrísimo punto del Sur de Estados Unidos, el director Benh Zeitlin nos provee unas poderosas imágenes, que será difícil sacar de nuestros recuerdos.

Si Zeitilin ha logrado esto con su largo debut, no queremos esperar lo que logrará en los próximos años. Que la suerte lo acompañe.

7. The Master (Paul Thomas Anderson)

El siempre polémico Paul Thomas Anderson, nos cuenta la enrevesada relación entre un ex marino, con tendencias psicóticas y Lancaster Dodd (el gran Phillip Seymour Hoffman probablemente en su último mejor rol), el poderoso líder de una secta de mediados del siglo pasado, a quien algunos críticos relacionan con la Cientología.

Como casi todos los trabajos de Anderson, no se trata de una cinta fácil de ver, en especial por estos dos personajes repelentes, pero el buen trabajo actoral (a destacar la presencia de una cada vez más segura Amy Adams), y la maestría narrativa de Anderson, hacen de The Master una obra redonda.  

8. Before Midnight (Richard Linklater)

Y Linklater lo hizo. Después de dejarnos algunas dudas con Before Sunset, regresa ahora con la inolvidable pareja compuesta por Ethan Hawke y Julie Delpy (además guionistas del film), para traernoslos ahora diez años mayores, y además formando una familia .

Aunque siguen siendo el centro de la historia, en esta ocasión intervienen más personajes, enriquciendo la trama (notable la larga secuencia del almuerzo); y aunque el escenario en que se mueven parece de cuento de hadas, la historia de ambos deja de lado el romanticismo de las historias previas para converger en un fuerte drama familiar, además con final incierto. ¿Vendrá Before Noon?

9. El conjuro (James Wan)

James Wan se va confirmando como uno de los artesanos más hábiles del cine de terror de los últimos años. Ahora regresa con la historia de una pareja de expertos en fenómenos paranormales, los Warren, quienes son llamados por una familia, que vive atormentada por una serie de fenómenos que ocurren en su casa y que no los dejan vivir en paz.


Si bien lo mejor la película está en la primera parte (la segunda es más convencional), pues el realizador hábilmente genera atención más sugiriendo que mostrando elementos, que no están en el campo visual; el balance del film es positivo.

10. Captain Phillips (Paul Greengrass)


El director de la saga de Bourne, y de United 93, regreso con un interesante thriller de acción, basado en un hecho real, que cuenta la historia real del capitán, Richard Phillips quien fue secuestrado por piratas somalíes hace algunos años.

Convertido en un experto de las cintas de acción, Greengrass narra con buen oficio la toma del barco y las luchas entre la tripulación y los piratas. Sorprende también por los otros giros de la historia que no hacen presagiar el final feliz, con el que concluye el film.

Publicar un comentario