lunes, 8 de marzo de 2010

HEMOS LLEGADO LEJOS


Hace poco más de un año, en el post titulado "un buen día para ser peruano", nos congratulábamos del premio que lograba Claudia Llosa en Berlín con "La Teta Asustada". Muchos recién se enteraban de quién era Claudia, y quién Magaly Solier, cuando ya antes habían obtenido importantes premios en su cinta debut "Madeinusa".
Cuando fue nominada al Oscar, aunque se trate de un premio que realidad es de menos rigor que el Festival de Berlín, la alegría fue mayor, porque ahora sí el nombre de la película y del Perú iba a ser visto en todo el mundo.
Era bastante complicado llevarse el Oscar, pero que una cinta peruana, llegue a estar primero entre los 10 nominados (ningún film peruano llegó hasta allí) y luego entre los 5 primeros ya era un logro enorme.
Por eso el día de la nominación, debió ir este post. De todas formas, guardábamos algo de esperanzas que es noche se rompan todos los pronósticos y el Oscar llegue al Perú y por eso nos hemos esperado hasta hoy.
Cuando vimos anoche que Pedro Almodóvar entregaría la estatuilla, supimos que la premiada iba a ser una cinta latinoamericana, pero esa esperanza terminó de desvanecerse cuando subió Campanella al escenario, quien de todas maneras es quizá el mejor director de su país en estos momentos, y su película, una de las mejores que ha hecho, por lo que el premio es justo y no deja de ser significativo para América Latina.
Sé que suena a consuelo, pero realmente el cine peruano no lo ha hecho nada mal, hemos llegado bastante lejos y si estos premios se concretan en más ayuda tanto del estado como de fuera, en unos años más estaremos celebrando nuestro primer Oscar.
Esperemos que las palabras presidenciales (quien por cierto, hasta el momento casi ni comentó la película), no se queden en meras frases para la foto, sino que se concreten en más apoyo al cine nacional, que en realidad es un buen instrumento para que el Perú "avance".
Publicar un comentario