miércoles, 15 de agosto de 2007

Una película de culto de una película de culto


La Venganza de Sweetback

A veces las películas tienen formas extrañas de llegar al espectador, sobre todo cuando se trata de filmes independientes, los cuales no tienen el apoyo de los grandes estudios para ser distribuidos. Pero cuando llegan a ser vistos y asimilados, esta semiclandestinidad puede resultar ser hasta beneficiosa al darles una aura de film de culto.
Este puede ser el caso de Badasssss!!!!! (preferimos usar el título original frente a la poco afortunada traducción de la distribuidora), una cinta del director Mario Van Peebles que aborda la dificilísima génesis de Sweet seetback’s badasss song, película bizarra, de escasísima difusión, de culto -por ser una de las pioneras del subgénero blaxpotation- y que dirigió su padre Melvin.
La película comienza con el estilo de un mockumentary o falso documental, con declaraciones frente a la cámara de los personajes que más adelante van a intervenir en el film. La voz en off del personaje principal nos va introduciendo en la historia, la de un joven director de color que acaba de tener su primer éxito en Hollywood y que se halla en una encrucijada: seguir adelante adoptando las reglas de un sistema que desprecia, o tratar de hacer una película que reinvindique a su raza, pero que obviamente sería muy difícil de hacer y distribuir.
Obviamente el camino que escoge es el segundo y en clave de comedia somos testigos de todos los trucos a los que tiene que recurrir el protagonista para conseguir financiamiento primero y luego para “sacarle la vuelta” al sistema para que los dejen trabajar tranquilos. Estos primeros momentos están tratados con humor efectivo, pero a medida que las dificultades aumentan, el tono de la película va cambiando a dramático, sin resentir el resultado final.
Van Peebles, quien hasta hace poco sólo ostentaba una sola película interesante en su haber (New Crime City), muestra que con una buena historia puede presentar no sólo un producto entretenido sino también valioso. Además, nos brinda una gran actuación al encarnar a su padre, un personaje muy sui géneris, cuya pasión por el cine sólo puede ser comparable a la de un Orson Welles o más bien a un Ed Wood Jr. (por el aspecto bizarro de su film).
El resto del variopinto elenco no desentona, y cumple a cabalidad sus roles en especial Terry Crews como Big T y por supuesto Rainn Wilson en el rol de Bill Harris el inseparable compañero hippy de Melvin.
El guión del mismo Van Peebles y Dennis Hagerty basado en la novela de su padre, presenta personajes muy bien construidos y una historia que si bien al comienzo es algo difícil de seguir (especialmente para quien no conoce los antedecentes), luego atrapa al espectador y no lo suelta hasta el emocionante final.
El epílogo del film resulta también original, porque todos aquellos personajes que al principio daban su testimonio a la cámara y aparecían interpretados por actores, al final aparecen dando sus declaraciones reales, sobre lo que Sweet Sweetback’s... representó para la comunidad negra a comienzos de los años ’70.
En pocas palabras Badasss!!! es una agradable sorpresa que nos muestra un cine, que a pesar de ser Norteamericano, no tiene el poder de difusión de las grandes distribuidoras de Hollywood, pero no por ello, deja de ser original, interesante y hasta didáctico, al mostrarnos parte de su historia a la cual normalmente no tenemos acceso.
Publicar un comentario en la entrada