miércoles, 6 de agosto de 2014

Blockbusters 2014

Capitán América y el Soldado de Invierno (Captain America: The Winter Soldier)
El primer blockbuster del año fue una sorpresa agradable, luego de que la primera película del Capitán América no convenciera mucho. En esta ocasión el héroe debe enfrentar una conspiración de gente que quiere desbaratar S.H.I.E.L.D. y cuyos enemigos son bastante poderosos. Pero entre sus enemigos cree reconocer a un viejo amigo.
Yendo directo al grano, sin perderse en argumentos complicados, la película es fácil de seguir y además contiene escenas de acción que están bien planificadas, especialmente el primer atentado contra Nick Fury y la batalla final. Además la química entre el capitán y viuda negra funciona.

Godzilla
Otra agradable sorpresa. Luego del desastre de la versión de 1998 , no habían muchas esperanzas de que Hollywood saque algo decente sobre Godzilla, pero luego varios años de preparación, aprendiendo a respectar al original japonés, superó el reto. 
En esta ocasión Godzilla más que un monstruo que ataca es una fuerza de equilibrio en la naturaleza, aunque los seres humanos no se den cuenta de ello. A pesar de un reparto que funciona bien (especialmente por Bryan Cranston  y el japonés Ken Watanabe) y que le da seriedad a la película, lo que destaca en el film es el monstruo, tratado ahora sí, como se debe.

Transformers 4. La Era de la Extinción (Transformers: Age of Extinction) 
¿Qué le pasa a Michael Bay? es lo primero que uno se pregunta luego de ver este megabodrio. Parece que alguien le hubiera convencido de que el éxito radica en meter acción, y más acción sin ningún momento de respiro, porque eso es lo que es este Tranformers, una sucesión de peleas sin ton ni son, que al comienzo pueden deslumbrar, pero que luego terminan golpeando tanto nuestros sentido que aburre y encima dura ¡tres horas!
La historia de los nuevos protagonistas tampoco convence, por más esfuerzos que hacen Mark Whalberb y Stanley Tucci, no pueden hacer nada por sacar adelante personajes tan estereotipados y mal construidos.

El Planeta de los Simios: Confrontación (Dawn of the Planet of the Apes)
Lanzada como el gran Blockbuster de esta temporada, esta secuela de la nueva saga basada en la novela de Pierre Boule no decepciona. La historia se sitúa varios años después de la película anterior, los simios han evolucionado, han creado su propia sociedad con sus leyes, han aprendido a leer y a decir algunas palabras.
Los humanos por su parte, han estado apunto de extinguirse y los que sobreviven llegan cerca de este reino a tratar de activar una hidroeléctrica. La desconfianza de ambos bandos encarnados en Koba, un simio que odia a los humanos y Dreyfus el líder humano que los desprecia, los empujará a la confrontación del título.

Si bien el comienzo es algo lento y de acciones predecibles, la película agarra ritmo hacia la mitad y  no lo suelta. Las escenas de las batallas están bien trabajadas, aunque lo que es invalorable e imborrable son los momentos finales entre César y Malcom, y sobre todo el plano en el que cierra la película, que representa el ascenso imparable de la nueva especie dominante. Alguien debería convencer a la Academia que el gran trabajo de Andy Serkis como César y Toby Kebell como Koba, merecen al menos una nominación.