miércoles, 25 de julio de 2012

Pixar es Humano


VALIENTE
Siempre esperábamos con ansias el nuevo estreno de Pixar, porque era garantía de ver un cine de calidad, y no nos referimos con ello solo al cine de animación, porque sus películas tienen un alto nivel en la construcción de sus relatos y personajes, además de una técnica impecable, que resultaban en verdaderas obras de arte (ya quisieran muchas películas no animadas contar con ese nivel), con tal personalidad que las ha hecho parte de nuestra cultura, trabajos inolvidables.
Así hemos disfrutado y sido testigos de verdaderos nuevos clásicos como la saga de Toy Story, Monsters, Finding Nemo, The Incredibles, y más recientemente Cars, Up y la genial Wall-e.
Los éxitos y la calidad se sucedían una tras otra, hasta el punto que nos llegamos a preguntar si Pixar realmente estaba compuesta de seres humanos, pues muy pocas de sus películas pueden considerarse siquiera de nivel promedio.
Pues bien la respuesta nos la da esta Valiente (Brave, 2012) no sabemos si el control de calidad de John Lasseter se relajó o si el apuro de los directores Andrews (dirigió el interesante corto El Hombre Orquesta) y Chapman (co dirigió El Príncipe de Egipto), por tener una producción lista para este 2012, los hizo arprobar esta historia, el tema es que Valiente deja mucho que desear.
La historia de una princesa, que se rebela contra su madre y va en contra de las tradiciones para tratar de buscar su propio destino, no es precisamente original. Y el desarrollo de este planteamiento, tampoco está tratado de forma novedosa, pues pasados los primeros 25 minutos ya sabemos de qué va el cuento y en cómo terminará.
La creación de personajes, hecho en el que la gente de Pixar exhibía sus mejores logros, falla aquí clamorosamente: solo dos de ellos Mérida y Elinor están medianamente desarrollados (aún así, presentan muchos estereotipos vistos en las relaciones madre-hija adolescente de hoy), los demás son meras caricaturas que pueden hacernos reír, pero no por ello dejan de ser planos.
Incluso la parte del villano, está totalmente desaprovechada, pudo existir allí un filón (que no vamos a detallar para no caer en spoilers), que hubiera enriquecido a la historia dándole un toque de misterio y horror, pero nada, apenas si se lo menciona y tiene algunos segundos hacia el desenlace de la historia.
Si en algo vale la pena ir a ver Valiente, es por el magnífico corto que la precede La Luna, otra historia de conflictos generacionales, pero esta vez narrada de manera magistral, con un gran mensaje implícito, pero que al mismo tiempo deslumbra por su sencillez (renuncia incluso a la palabra).
En fin, los de Pixar al final eran humanos, hemos visto un film que sin ser malo, ha sido el de su más bajo nivel (más bajo incluso que Cars 2 o Bugs),  esperamos con ansias el nuevo film de Pixar que nos confirme que esto solo ha sido un pequeño tropiezo y no el inicio del reino de la mediocridad en el estudio.

lunes, 23 de julio de 2012

El Inconvincente Hombre Araña



El Sorprendente Hombre Araña
Luego de la salida de Sam Raimi de la franquicia Spiderman, la Columbia Pictures decidió contar nuevamente la historia del arácnido, pero basándose esta vez en los capítulos de la serie de comics conocidos como Universo Ultimate. Esta vez Spiderman no es un joven que trabaja y estudia, sino simplemente un estudiante adolescente de secundaria, encarnado correctamente por un Andrew Garfield quien ya había mostrados sus dotes con directores como David Fincher (The Social Network) y Terry Gilliam (The Imaginarium of Dr. Parnassus) .
A la historia que ya todos conocemos (un joven que vive con sus tíos, que adquiere superpoderes por la picadura de una araña y que por una mala decisión deja escapar a un rufíán que luego asesinará a su tío), se agrega un inicio diferente: conocemos a los padres de Peter Parker, quienes tienen que dejarlo luego de que por un problema del trabajo la vida de ambos corre peligro. Más tarde Peter descubrirá que existe una conexión entre el trabajo que hacía su padre, y el que realiza actualmente el Dr. Curt Connors, empleado de Oscorp Industries.
Marc Webb el director, es el mismo que tuvo a su cargo la simpática 500 Days of Summer, y se nota su mano en la elaboración de la historia de amor entre Peter y Gwen Stefani (Emma Stone en otra interpretación fuera de serie). Esta parte de la película convence, atrapa por la química entre ambos actores, presente en tomas como por ejemplo la que se lleva a cabo en la azotea del edificio de Gwen.
Pero la parte del villano está muy mal contada. El inglés Rhys Ifans no es un mal actor, pero difícilmente puede sacar adelante un personaje tan plano y con tan confusa motivación, como El Lagarto, el cual además en el comic está mucho más perfilado. Y el diálogo entre él y el misterioso personaje que aparece luego de los créditos, en lugar de aclarar las cosas solo las confunde más.
Los villanos siempre han sido los pesos pesados en las buenas películas de Spiderman (es por eso que Spiderman 3 de Raimi falló clamorosamente y en cambio la 1y la 2 fueron bastante buenas),  por lo que este film no puede recibir tal calificativo, apenas un aceptable y esto es solo por la historia de amor que mencionamos antes.
El problema no está solo en la construcción de algunos personajes, hay algunos diálogos y escenas totalmente inútiles, que son todo un lastre para la película, aquella por ejemplo en que Parker acude a decir al capitán Stacy que el Dr. Connors es El Lagarto, debe pasar a la antología de la ridiculez y la initulidad.
Habrá que ver si Webb supera estas falencias en la segunda nueva entrega de la serie, sino deberían dejarla allí no más.

miércoles, 18 de julio de 2012

El Servicio




Me acerqué a Historias Cruzadas (título horrible, muy lejano del The Help, El Servicio, La Servidumbre, del original en inglés), con la desconfianza que dan estas superproducciones oscarizadas y por eso fue una de las últimas que elegí ver luego de Midnight in Paris, The Artist, Hugo, Tree of Life, The Descendants, entre otras. Parecía la clásica película melodramática y edulcorada sobre las penas de una clase oprimida en una época particularmente dura para la gente de color en los Estados Unidos.
Felizmente su visionado nos fue matando la desconfianza. Basada en la novela del mismo nombre de Kathryn Stockett, nos cuenta la historia de Eugenia "Skeeter" Phelan, una recién egresada, aspirante a escritora, quien luego de ver la difícil situación de las criadas negras en su ciudad, en el sureño Mississippi norteamericano, decide contar una historia desde el punto de vista de ellas, lo cual la meterá a ella, y a las criadas, llamadas The Help en más de un problema.
A pesar de sus más de dos horas de duración, se trata de una película ágil, divertida, fácil de seguir. El director Tate Taylor, apenas con un largo en su haber (Pretty Ugly Peole 2008), logra sin muchas pretensiones contarnos una historia con personajes simpáticos, generalmente bien delineados y con el tinte de denuncia suficiente como para que entendamos cómo eran las cosas en ese tiempo en Mississipi sin caer en el panfleto.
Lo acompaña un buen equipo técnico, en el que destaca nítidamente la fotografía de Stephen Goldblatt plena de tonos cálidos, que resaltan el mundo de apariencia en el que residen los personajes opulentos, y se oscurece cuando ingresa a los bajos mundos donde viven las criadas. Destaca también el Diseño de Producción Mark Ricker, al reconstruir en todo se esplendor al pueblito donde se desarrolla este film.
Pero donde más se destaca Taylor y su película es en la dirección de actores, o mejor dicho de actrices que son las que llevan el peso en esta película. En efecto, The Help pasará a la historia por ser el vehículo que definitivamente consagra a Emma Stone, una actriz que hace apenas unos pocos años aparecía en películas para adolescentes como Supercool, o Zombieland y ahora luce madura y convincente en el rol de Skeeter, la única mujer blanca del pueblo que parece sensibilizarse con el problema de criadas negras que ayudan a educar a la hija de la patrona, la cual a su vez se convertirá por "herencia" en su nueva patrona.
Destacan también las actrices de color Viola Davis con cuya historia y con su voz  es con la que se inicia The Help y Octavia Spencer, en el rol del simpático personaje Minny, quien pone la nota cómica (y de qué forma) en la historia. Ellas junto a Jessica Chastain en un rol muy diferente al que le vimos en Tree of Life (y gratamente sorprendente), obtuvieron una nominación al Oscar que finalmente iría a parar a manos de la mencionada Spencer.
Finalmente Bryce Dallas Howard, quien también ya tiene un nombre propio en Hollywood y no merece ya ser conocida simplemente como la hija de Ron Howard. Bryce actúa por primera vez en el rol de villana, una joven que encarna lo peor de las amas de casa del sur de los EEUU; un papel muy enérgico lejano de aquellos de mujer tranquila o sumisa a los que nos tiene acostumbrados, y le sale muy bien, al punto que llegamos a celebrar muchas veces las jugadas de venganza que le hace Skeeter.
Taylor seguramente tuvo que hilar muy fino para que ninguna opaque a las otras. El resultado fue bastante alentador y nos deja con ganas de esperar cuál será el próximo trabajo de este recién conocido director.